¿Apruebo o rechazo?

El día 25 de octubre de este año se realizará un plebiscito en Chile después de más de 30 años. En este referéndum se preguntará a la ciudadanía si aprueba o rechaza un proceso de elaboración de una nueva constitución. Hago foco en esto porque solo se decidirá caso se comienza a escribir una nueva carta de navegación y además se procederá a decidir quién redactará esta constitución.

Dentro de las posibilidades para elegir son dos: convención mixta constituyente o convención constitucional.

Para analizar las implicancias de una u otra elección es necesario ver los escenarios de manera conjunta es decir que pasa si:

  1. Gana el rechazo: No se escribe una nueva constitución, se mantiene la que está y probablemente podría reformarse con nuevos artículos, quitar algunos, etc. por ejemplo cómo se realizó con el retiro del 10% de las AFP.
  2. Gana el apruebo: Comienza un proceso de diálogo, debate donde es importante saber, que opción es la que escribiría esta nueva constitución, las cuales son:
    a) convención mixta constitucional: En esta opción las personas que redacten dicha constitución serán en partes iguales miembros del congreso nacional y personas elegidas por la ciudadanía.
    b) convención constitucional: Las personas que redacten la constitución serán elegidas en su totalidad por la ciudadanía. Este proceso hasta ahora está diseñado de la misma manera que se eligen los congresistas, es decir por medio de listas y el sistema de votación que se conoce como “cifra repartidora”.

Luego, que este procedimiento se lleve a cabo, lo que aproximadamente durará un año, se procederá a un nuevo plebiscito donde se volverá a preguntar a la ciudadanía si aprueba o rechaza la constitución que se escribió. Acá nuevamente tenemos dos opciones:

Se rechaza la constitución que se escribió.

Se aprueba la constitución que se escribió.

Si sucede lo segundo, se procede con el texto propuesto por la Convención, el presidente de la República deberá convocar al Congreso Pleno para que en un acto público y solemne se promulgue y se jure o prometa respetar y acatar la nueva Constitución Política. Ahora si ocurre lo primero, la nueva constitución que se escribió no será implementada.

A modo de experiencia personal y opinión que refleja mi pensar por ahora, decir que con el apruebo, se argumenta que se construirá un Chile, más igualitario, más próspero y una serie de situaciones que nos presentan un escenario diferente al que vivimos, no es posible saberlo, porque dependerá de qué se escriba y quienes la escriben.

Por lo tanto, en la forma que está diseñado el sistema de elecciones de las personas a escribir la constitución, serán los mismos políticos que hasta ahora no son capaces de ponerse de acuerdo con temas menos complejos y más importantes para todos los ciudadanos.

Es por eso por lo que hago un llamado a la ciudadanía a informarse, a educarse día a día de los temas que nos afectan como parte que somos de este país y no dejarse llevar por frases, eslogan y otros canales que no cuentan con toda la información dejando vacíos, dicho de otra manera, esto permitirá tomar una decisión informada que nos brinde las mejores posibilidades para nosotros.

Pablo Medina

Ingeniero estadístico, docente universitario, analista de estudios.

A %d blogueros les gusta esto: