Una oportunidad de modernización

En la reciente cuenta pública del presidente Piñera, la máxima autoridad de nuestro país reconoció que nuestro Estado había llegado tarde para enfrentar la crisis de la pandemia, y tarde también para mitigar los efectos que esta situación estaba produciendo en el día a día de la ciudadanía.

Las crisis nos dejan en evidencia, y la llegada del covid-19 no ha sido la excepción para nuestro país. En ese sentido, nuestro Estado se ha visto lento, poco efecto, poco digitalizado, y a ratos poco claro en sus protocolos. Pero no solo nuestro Estado a pecado de eso, todas las personas han visto como la pandemia les afectado su forma de vivir, y como han debido improvisar para seguir cumpliendo con sus obligaciones.

En esta lógica, en un par de semanas, rápidamente nuestro Estado, como los establecimientos educacionales, y los trabajos (entre otros) debieron implementar el uso de tecnologías y mecanismo a distancia. Este cambio de paradigma forzoso que debió haber durado años, fue implementado a presión y con varias fallas bastante traumáticas.

Sin embargo, el ser humano como un ser de costumbre, ya ha aprendido a convivir con el teletrabajo, el telestudio e incluso con hacer trámites que por décadas hicieron presencialmente, de manera online. Y aun cuando el cambio fue forzoso, hoy podrimos decir que hemos evolucionado a una sociedad más moderna y tecnológica.

Siempre se ha dicho que las crisis presentan oportunidades, y ciertamente dada la penetración tecnológica de los últimos meses, hoy es menester capitalizar por parte de nuestro Estado estos avances en post de generar una estructura más moderna y ágil.

Hoy cuando los hogares debieron migrar forzadamente al uso de plataformas electrónicas, nuestro país debe aprovechar esto para elaborar procesos y servicios que respondan a esta nueva realidad digital. Esto es una oportunidad para que se modernice de una vez por todas la estructura de nuestro Estado, que nos permita no llegar tarde frente a futuras crisis, y que nos ayude a utilizar todas las ventajas de las plataformas digitales, al servicio del bien común.

Lucas Serrano Barraza

Cientista Político con Magister en Política Públicas de Universidad de Chile (c), Docente Universitario, y amante de los asuntos públicos.

A %d blogueros les gusta esto: